Porqué debes tener el desarrollo tecnológico de tu startup casa adentro

code-coding-computer-34676.jpg

Muchos emprendedores comienzan su startup con una gran idea, pero al no contar con las habilidades ni el know-how tecnológico, recurren a tercerizar el desarrollo tecnológico a una empresa externa. En las etapas iniciales de un negocio, cuando el dinero es limitado, subcontratar el desarrollo del producto ahorra el tiempo para encontrar y entrenar al talento adecuado y los costos altos de salarios. Sin embargo, este ahorro inicial puede ser un error y significar otros riesgos en el mediano y largo plazo. Te presentamos aquí 4 razones por las que tener el desarrollo tecnológico de tu startup casa adentro es algo que debes considerar.

En una startup, la tecnología es core

Las empresas no deben tercerizar el núcleo del negocio. Piénsalo de esta manera. Imagínate que en vez de una startup tecnológica, tú y tu equipo estuvieran empezando una startup de biotecnología. Digamos que el equipo ha desarrollado un tratamiento para una enfermedad que afecta a millones de personas usando la genética de una especie de sapo súper especial de la Amazonía. ¿Deberían los fundadores tercerizar el desarrollo científico de la fórmula y la producción del medicamento? ¿Crees que la empresa tendría éxito sin un conocimiento científico y técnico sólido?

En este caso está claro ver que el principal diferenciador de la empresa y por ende el core de su negocio es justamente la habilidad científica y técnica para lograr producir y comercializar su producto. Entonces, ¿qué lleva a tantos fundadores de startups a pensar que van a lograr diferenciarse y tener éxito en el mercado tercerizando el desarrollo de su app o de sus sistemas internos?

Propiedad Intelectual

En una empresa de base tecnológica, el código fuente, algoritmos y procesos digitales son los activos y el capital de la empresa. Una empresa tecnológica no vale nada en “fierros”, a diferencia de una fábrica, cuyo valor en libros es el valor de sus activos fijos. En una empresa de tecnología las laptops son simples herramientas de trabajo que no tienen mucho valor comparado al software que desarrolla la empresa. Qué decir del capital humano de la empresa. Ese es aún más valioso. A los programadores y arquitectos hay que capacitarlos constantemente. Un programador no es igual a otro.  Es importante, por ende, invertir en recursos internos para el desarrollo de los sistemas.

Agilidad y flexibilidad.

Una empresa recién formada por estadística tiene las de perder. El 90% de las empresas nuevas mueren antes de los 3 años de vida. En el mundo del Internet la cosa no es diferente. Para sobrevivir hay que poder reaccionar rápidamente a los clientes y la competencia. La calidad del software subyacente a la operación y distribución de la empresa es primordial para poder ser ágiles y flexibles. Cuando se terceriza el desarrollo de las plataformas tecnológicas, el proceso que lleva una funcionalidad de la idea al lanzamiento a producción se vuelve lento y burocrático. Mientras tanto, con un equipo interno la comunicación es más rápida y los intereses están alineados. Esto me lleva a un punto que trataré a continuación, la inherente relación conflictiva entre cliente y proveedor.

La relación conflictiva entre proveedores y clientes

En una relación de servicios entre un proveedor y un cliente, los intereses no están exactamente alineados. Si bien es cierto que el éxito del uno depende en gran medida en el éxito del otro, esto no siempre es verdad en el corto plazo. En toda relación hay momentos de desacuerdo y en esos casos cada empresa vela por sus intereses. Entonces es común que se den situaciones en las que el cliente cree que no está recibiendo lo que se le prometió y el proveedor piensa que el cliente es demandante y que sale caro.

Esto no quiere decir que nunca se debería tercerizar. Cada empresa debe analizar lo que es correcto para sus requerimientos y etapa actual, pero es importante que se consideren las razones anteriores para decidir si tercerizar el desarrollo tecnológico. Si se decide contratar el desarrollo a una empresa externa debe estar claro desde el principio que el código fuente y toda documentación y el conocimiento será transferida al equipo interno de la startup apenas esté listo.